domingo, 13 de abril de 2008

Laguna surrealista



como un ungüento oscuro...
un lago de eso
necesita algo de combustible el helado cáliz para lograr un interesante espectáculo.
Si quisieras llevar la pirotecnia al acto humano ¿qué estado psíquico refleja la fiesta más que la misma locura?
cuando mi cabeza se vuelve la olla en que mezclo los ingredientes tóxicos
mi cuerpo vive esa psicosis pasajera... fusiones, declaraciones, expresión animal... perdida de la concepción de tiempo o límite, de espacio, sentimiento presente, espontaneidad pulsional...un ser inadaptado, incluso para mi mismo, para mi memoria, para mi moral, mi vergüenza, mis miedos cotidianos...
Tan extremos son los humores, tan frágil mi conciencia. Hoy me siento extrañado, débil y malhumorado; no es la primera vez que vivo esta experiencia, más bien es como parte de un ciclo en mi vida, una noche de extremos, una flama inconsciente.
Luego, a la mañana siguiente, una laguna amnésica, plástica, como un cuadro o un dibujo animado; fue realidad para quienes me acompañan, un sueño surrealista para mi...

¿En alguna parte mía habrán quedado registrados los rollos de este filme?
están las cicatrices, los residuos, la caña... lo demás son formas y ruidos... extractos musicales, ciertas fotografías mentales.

Es raro dejar de percibir, aunque sea por un tiempo, como se supone que lo hace el humano... percibir el caos del mundo que tratamos de ordenar, temporizar, estructurar coherentemente... como lo estoy tratando de hacer en este momento

2 comentarios:

checho dijo...

hoy es luna llena

mauricio (kba) dijo...

hola viejo
no se que escribir a lo que ya has hecho, mas que decirte que huelas un tronco de algun arbol y converses con el sol.